lunes, 4 de febrero de 2013

CASADIELLES FRITAS


Aquí en Asturias, es típico en la época de Carnaval, 
preparar un postre de los más representativos de nuestra tierra: Les Casadielles. 

Desde hace años, siempre preparo la misma receta, heredada de 
una auténtica Maestra, y su sabor es extraordinario, 
pero son bastante laboriosas, ya que la masa es hojaldrada y sobra decir 
el tiempo que hay que dedicarle a un hojaldre. 

El año pasado, me encontré en el blog de Rosa "Las recetas de mi abuela", 
unes casadielles que me llamaron muchísimo la atención. 

La masa me pareció sencilla y su aspecto era de lo más atractivo.
 Por otro lado, yo nunca había hecho casadielles fritas, 
que son igual de tradicionales que las que van al horno, de modo que este año experimenté  con la nueva receta. 

Os aseguro, que tengo dudas, de si merece la pena, 
en este caso, hacer el esfuerzo de preparar el hojaldre. 

Quedan increíblemente ricas y la masa, es taaaan fácil de manejar, 
que ya las repetí en varias ocasiones (también queda buenísima, para preparar empanadas). 

Como bien comenta Rosa, la masa resulta muy oleosa, por lo que manejarla para extenderla 
está al alcance de todos e incluso, 
trabajar los recortes que van quedando, sigue siendo igual de sencillo, 
cosa que con el hojaldre, es más complicado. 

Si no conocéis el blog de Rosa, no dejéis de visitarlo. 
Sus recetas son siempre impecables, atractivas y con todo lujo de detalles.

¡¡Gracias Rosa!! Para mi esta receta ha sido un auténtico hallazgo 
y para l@s que me conocéis (así como los que no tengo el placer), 
y me estáis pidiendo la receta, aquí os la dejo con tiempo, 
para que disfrutéis de un postre de carnaval, que os aseguro que 
será un éxito y un auténtico lujo :-)


Aprovecho al mismo tiempo, a dejar otras preparaciones 
igual de tradicionales y que ya publiqué en su día.

Otros postres típicos de estas fechas: (pinchar sobre el nombre)

Casadielles de Hojaldre


Orejas de Carnaval


Pestiños 




Ingredientes para les Casadielles Fritas


- 1 yema de huevo
- 110 ml. de agua
- 110 ml. de aceite
- 110 ml. de vino blanco 
- 125 g. de mantequilla derretida
 - 450/500 g. de harina de repostería 
- 1/2 sobre de levadura Royal 
- una pizca de sal



Relleno

- 700 g. de nueces picadas 
- 150 g. de azúcar 
- 2 cucharadas de anís



Preparación del Relleno

- Tostar las nueces en una sartén unos 3 minutos. 

- Picarlas de modo que queden trocitos pequeños, pero procurar que no queden molidas. Es agradable encontrar los tropiezos a la hora de comer. 

- Echar en un recipiente, y añadir el azúcar y el anís (se puede utilizar cualquier otro licor, aunque lo típico de les casadielles, es el anís).

- Mezclar bien todos los ingredientes y dejar a la espera. 

Preparación de la Masa





- Echar en un recipiente todos los ingredientes, menos la harina y el levadura y mezclar bien.

  - Añadir la harina y la levadura, dejando algo de harina para el final, ya que dependiendo del tipo de harinas, hay ocasiones en que la masa admite más o menos.

  - Mezclar de nuevo hasta que la harina haya absorbido todos los ingredientes y se vea que cuesta trabajo manejar la masa.

  - Sacar a la mesa de trabajo enharinada y amasar hasta lograr una textura suave y manejable. Será en este momento, cuando se vea si hay que añadir más harina.

  - Tapar el recipiente con papel film y meter en el frigorífico unas dos horas (yo al igual que Rosa, dejé la masa toda la noche en el frigo. Al día siguiente la saqué, la dejé templar y la amasé de nuevo un poco).

- Estirar la masa bien fina, e ir cortando rectángulos.

  - Echar una cucharada de relleno en el centro y cerrar plegando la masa sobre el relleno.

  - Sellar los extremos con un tenedor para evitar que se salga del relleno.

  - Cuando se tengan les casadielles formadas, comenzar a freir.

- Echar abundante aceite de sabor suave para que no le aporte sabor a la masa (yo utilizo aceite de girasol) y echar la corteza de un limón en el aceite para que pierda totalmente el sabor y aromatizarlo un poco.

 - Cuando la corteza del limón esté dorada, retirarla y comenzar a freir les casadielles en aceite bien caliente, pero evitando que se caliente excesivamente, ya que se quemarán por fuera, y no se harán por dentro.

  - Una vez que ya estén doradas, sacarlas a una fuente sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

 - Espolvorear con azúcar glas una vez que hayan enfriado, ya que si la masa está caliente, absorberán el azúcar.

- Se pueden hacer también al horno. Yo hice las dos versiones, puesto que hice el doble de la cantidad que indica la receta, y para guardar y que duren unos días, pensé que quizás se conserven mejor las horneadas.


No hay comentarios: