lunes, 26 de mayo de 2008

BIZCOCHO DE NATA Y CHOCOLATE EN MICROONDAS



Ingredientes

- 3 huevos
- 200 g. de azúcar
- 200 g. de nata para cocinar (la de montar)
- 200 g. de harina
- 1 sobre de levadura química (Royal o cualquier otra marca)
- Una pizca de sal
- 100 g. de chocolate picado para añadir a la mezcla del bizcocho.


Preparación

- Forrar un molde apto para microondas con papel sulfurizado (especial para hornos) y dejar a la espera. (Con este sistema, el bizcocho se desmolda perfectamente) **

- Batir los huevos y el azúcar, hasta que doblen su volumen (hasta que la mezcla esté blanquecina.

- Añadir la nata, y mezclarla suavemente para que el volumen de los huevos no se baje.

- Agregar la harina junto con la levadura y la pizca de sal, tamizados para que no contenga grumos, y mezclar de nuevo con lo anterior, suavemente. Hasta que se vea que todo está bien integrado, pero evitar batir para que como digo más arriba, el volumen de los huevos no se baje, pues de este modo, el bizcocho queda más esponjoso.

- Sacar la mezcla al molde que teníamos preparado y añadir el chocolate picado, mezclando de nuevo suavemente.

- Meter al microondas a la máxima potencia unos 6 minutos, y una vez acabado el tiempo, dejar dentro del microondas otros 5 minutos más para que con el calor residual, se termine de hacer.

- Pinchar con un palillo, y si éste sale seco, sacar del horno y darle la vuelta sobre una rejilla (si no estuviera cocido, darle 1 ó 2 minutos más, pero cuidado no pasarse, pues quedaría reseco.

- Una vez que lo tengamos sobre la rejilla, quitarle el papel con el que habíamos forrado el molde y dejar enfria.

- Una vez frío, bañarlo con chocolate fundido, mermelada o cualquier otro tipo de baño, ya que el microondas no logra ese color dorado del horno convencional, y de éste modo, logramos mejorar su presentación.


Ingrediente para la cobertura de chocolate

- 150 g. de chocolate
- 50 g. de mantequilla


Preparación para la cobertura de chocolate

- Fundir el chocolate junto con la mantequilla en el microondas a temperatura media para que no se queme y bañar el bizcocho una vez que éste haya enfriado.

** Para forrar un molde redondo y que las paredes no queden arrugadas, dando mala forma al bizcocho, se marca el diámetro del fondo del molde, y se hacen varios cortes en el papel que sobresale de ese diámetro. Se coloca el papel en el molde asentando bien el diámetro en el fondo, y solapando los cortes unos sobre otros, como si fueran las hojas de una flor. De este modo el papel que sube hacia las paredes del molde, queda totalmente pegado a éstas, y el bizcocho no se deforma.


No hay comentarios: